Viernes Santo… El sentido de la Cruz

Hola a Todos, Paz y Bien

Sólo unas letras para compartir con vosotros una pequeña reflexión del día de hoy.

Este año vivo la Pascua en Madrid. Acostumbrado a salir a celebrar a otros lugares, con mucha gente, se me hace extraño pero, a la vez, creo que le estoy sacando un partido nuevo, unas nuevas experiencias.

Estoy en la Casa de las Hermanas Operarias Parroquiales, que, amablemente, me ceden un espacio para la reflexión de estos días.

Hoy quiero compartir con vosotros una pequeña reflexión, que me surje de la lectura de un texto de Fray Marcos que me ha encantado, pues creo que da con todo el sentido de la Cruz del Viernes Santo.

El título ya lo dice todo: “Se puede salvar el hombre sin Cruz, pero nunca sin  Amor”.

En esto días, y más hoy Viernes Santo, podemos caer en la tentación de quedarnos sólo en el sufrimiento de Jesús, en los azotes, en la corona de espinas, en la Cruz… pero no, no son los azotes, ni los clavos, lo que nos salva.

La Pasión no es un mal trago que tuvo que pasar Jesús para alcanzar la Gloria. Tenemos que llegar a descubrir que la gloria de un ser humano, su plenitud, está en hacer presente a Dios en uno mismo, ya sea viviendo o muriendo para los demás.

De tal forma, tanto viviendo, como muriendo por los demás, por el otro, nuestra vida tiene que ser un “darnos”, un Manifestar a Dios dándonos; en definitiva: nuestra vida tiene que ser un “darse”, que no es otra cosa que un signo de Amor.

Dios está sólo donde hay Amor. Si el amor se da en el Gozo, ahí esta Dios. Si el amor se da en el sufrimiento allí está Él también.

Se puede salvar el hombre sin Cruz… pero nunca se podrá salvar sin Amor.

Quizá os venga bien como reflexión para la Adoración de la Cruz de esta noche.

Os dejo también con una canción que, sin lugar a dudas, es el complemento idóneo al texto de Fray Marcos.

.

.

Un fuerte abrazo… de los de “darse”,

Fer

.

.

12 pensamientos en “Viernes Santo… El sentido de la Cruz

  1. A todos Paz y Bien,

    Así es Fer, muchas gracias por esta segunda reflexión. El sentido de “La Cruz de Jesús” es el gran acto de Amor que hay detrás de él.

    Coincido contigo querido Fer, el Amor es lo que nos salva en cualquier circunstancia, ya sea en el sufrir o en el reir, el Amor, la entrega por Amor, es lo que da sentido a nuestros actos, a nuestra vida.

    Un fuerte abrazo hermanito.

    Fr. Luis

    Me gusta

  2. Hola Fer:
    En este caso discrepo contigo, no se puede salvar al hombre sin la cruz, de hecho por su cruz nos ha salvado… Me gustaría decir lo que dices pero no puedo porque hay algo en mí que rechina si dijera tus palabras. Amor sin cruz o si quieres sin crucificado no es posible. Son de esos misterios que incomodan pero que justamente si los quitamos, no nos encontramos con Cristo que me amó y entregó no de cualquier manera sino hasta la cruz, es historia y sigue siendo historia.

    Me gusta

    • Hola Tere, Paz y Bien

      Es bueno discrepar, claro que sí, qué sería de la vida si todos pensáramos lo mismo… aunque en este caso los dos estamos en el mismo sentido, yo no veo discrepancia entre tus palabras y las mias.

      Te cuento: La idea de la Reflexión no es quitar sentido a “La Cruz de Jesús” ni al “Crucificado”, ni mucho menos; es más, como bien dices, es lo que nos da sentido y por lo que estamos aquí, en nuestros ambientes, en nuestra forma de ver la vida y en nuestra forma de actuar en la vida.

      No es de esa Cruz de la que yo hablo, pues esa Cruz tiene todo el significado. Esa Cruz es Pleno significado, pues es el símbolo máximo de la entrega y del Amor por los demás; es la última enseñanza, en definitiva, es el ejemplo que debemos seguir.

      Lo que yo quiero expresar es que todo sufrimiento, toda cruz, y aquí ya no hablo de Jesús Crucificado, sino de nuestras cruces, nuestros sufrimientos; tienen que llevar detrás un “darse”, tienen que basarse en un acto de Amor.

      En el caso de Jesús es claro y su Cruz tiene todo el sentido, pues detrás de Jesús Crucificado hay una entrega, una vida de ejemplo llevada al límite para expresarnos su mensaje. Jesús tiene una vida de entrega; es más, poco antes de ser prendido, se hace siervo entre sus discípulos lavándoles los pies (aunque ellos, en ese momento, no comprenden el gesto), se parte en el Pan como símbolo de entrega de darse a los demás, se entrega en el Vino, como símbolo de vida dada por los otros… y, finamente, para que llegáramos a comprender todo el sentido de su vida, todo el Amor que nos tenía, es capaz de dar su vida por nosotros.

      Ese es el significado de mi reflexión. Dios es Amor y está en aquellos actos donde hay Amor detrás de ellos, bien sean actos de sufrimiento o no.

      Por eso corroboraba el escrito de Fray Marcos cuando dice: El hombre se puede salvar sin cruz – ojo, “sin cruz”, no sin Jesucristo Crucificado -, el hombre se puede salvar sin sufrimiento (si detrás de ese sufrimiento no hay una base de entrega, una base de Amor), pero no se puede salvar sin Amor.

      La Cruz de Jesús, Jesucristo Crucificado, tiene todo el sentido y nos da sentido, pues detrás de la Cruz de Jesús está la máxima entrega a los demás, está el más alto grado de Amor de una persona… el darse por otro hasta la propia muerte.

      Un abrazo muy fuerte Tere.

      Seguimos compartiendo,

      Fer

      Me gusta

  3. MARIBEL.
    Gracias por esta reflexión con tanta sencillez, que todos entendemos la profundidad del viernes santo.
    Doy gracias a Dios que por casualidad me dió la oportunidad de encontrarte (no fue la casualidad sino la mano Divina), continúa entre nosotros, nos haces mucho bien.
    FELIZ RESURRECCION.

    besos

    Me gusta

  4. Hola Fer:
    Mil gracias por la reflexión, sin duda un enfoque diferente a lo que estamos acostumbrados a leer o escuchar en viernes santo. También, implica un gran compromiso para los que hemos leído este hermoso texto. Ya que, todos tenemos algo que dar a los nuestros en nuestra vida diaria. Se me ocurre que al tener presente esta reflexión, ya no hay más lugar a quejas por lo que tenemos que hacer por y para los demás y no nos gusta hacer. Pues debemos darnos por amor. Mil gracias.
    Un abrazo.
    Susana

    Me gusta

  5. ESTIMADO FER:

    ¡BUENAS TARDES Y FELIZ JORNADA! Tienes mucha razón en tu reflexión, aquí se hace presente eso de: NADIE TIENE AMOR MÁS GRANDE QUE EL QUE DA LA VIDA POR SUS AMIGOS Y también lo que decía San Ireneo de Lyon: “LA GLORIA DIOS ES QUE EL HOMBRE (MONSEÑÓR ROMERO DIJO EL POBRE) VIVA Y LA GLORIA DEL HOMBRE LA ALABANZA DE DIOS”. Yo acabo de celebrar el Viernes Santo en el Centro. Me acuero que cuando empecé a trabajar aquí, al poco fue Semana Santa. Quieras que no yo me sentía contento por poder llevar a l@s pacientes a Dios y a Jesús. Cuando un Viernes Santo descubrí cómo besaban la cruz, y posteriormente los otros días también, escuché la voz de Dios y de Jesús que me decían: “IÑAKI, LLEVAMOS MUCHO TIEMPO AQUÍ, TÚ PROCURA APRENDER” y lo compruebo dia a día. Te agradezco tu compartir. UN FUERTE ABRAZO Y ¡FELIZ RESURRECCIÓN FER Y AMIG@S DE ODRES NUEVOS!
    IÑAKI

    Me gusta

  6. Hola FER! estaba esperando una reflexión tuya con respecto al viernes santo…vos tenes ese don de poner en palabras lo que a los otros no nos sale decir…gracias por ayudarnos a enriquecer nuestra fe.. Gabi de Neuquen Argentina

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s