Evangelio del 13 de Julio – 15ª Semana del Tiempo Ordinario

Odres Nuevos en colaboración con la ONG Familia Franciscana Internacional

Domingo de la 15ª semana de Tiempo Ordinario (ciclo A).
Domingo, 13 de Julio del 2008

“Salió el Sembrador a Sembrar”

salio-el-sembrador-a-sembrar.jpg

Evangelio:
Lectura del santo evangelio según san Mateo 13, 1-23

Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Y acudió a él tanta gente que tuvo que subirse a una barca; se sentó, y la gente se quedó de pie en la orilla. Les habló mucho rato en parábolas: -«Salió el sembrador a sembrar. Al sembrar, un poco cayó al borde del camino; vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra, y, como la tierra no era profunda, brotó en seguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y por falta de raíz se secó. Otro poco cayó entre zarzas, que crecieron y lo ahogaron. El resto cayó en tierra buena y dio grano: unos, ciento; otros, sesenta; otros, treinta. El que tenga oídos que oiga.»

Palabra del Señor.

Lecturas del día y comentario al Evangelio en “Continuar leyendo”

Evangelio comentado por:

15 Tiempo Ordinario (A) Mateo 13, 1 – 23
TENER OÍDOS Y NO OÍR
JOSÉ ANTONIO PAGOLA

Las parábolas de Jesús han cautivado siempre a sus seguidores. Los evangelios han conservado cerca de cuarenta. Seguramente, las que Jesús repitió más veces o las que con más fuerza se grabaron en el corazón y el recuerdo de sus discípulos. ¿Cómo leer estas parábolas? ¿Cómo captar su mensaje?

Mateo nos recuerda antes que nada que las parábolas han sido «sembradas» en el mundo por Jesús. «Salió Jesús de su casa» a enseñar su mensaje a la gente, y su primera parábola comienza precisamente así: «Salió el sembrador a sembrar». El sembrador es Jesús. Sus parábolas son una llamada a entender y vivir la vida tal como la entendía y vivía él. Si no sintonizamos con Jesús, difícilmente entenderemos sus parábolas.

Lo que Jesús siembra es «la palabra del Reino». Así dice Mateo. Cada parábola es una invitación a pasar de un mundo viejo, convencional y poco humano a un «país nuevo», lleno de vida, tal como lo quiere Dios para sus hijos e hijas. Jesús lo llamaba «reino de Dios». Si no seguimos a Jesús trabajando por un mundo más humano, ¿cómo vamos a entender sus parábolas?

Jesús siembra su mensaje «en el corazón», es decir, en el interior de las personas. Ahí se produce la verdadera conversión. No basta predicar las parábolas. Si el «corazón» de la Iglesia y de los cristianos no se abre a Jesús, nunca captaremos su fuerza transformadora.

Jesús no discrimina a nadie. Lo que ocurre es que a los que son «discípulos» y caminan tras sus pasos Dios les da a «conocer los secretos del Reino». A los demás no. Los discípulos tienen la clave para captar las parábolas; su conocimiento del proyecto de Dios será cada vez más profundo. Pero los que no dan el paso, y viven sin hacer la opción por Jesús no entienden su mensaje, y lo poco que escuchan lo terminan perdiendo.

Nuestro problema es terminar viviendo con el «corazón embotado». Entonces sucede algo inevitable. Tenemos «oídos», pero no escuchamos ningún mensaje. Tenemos «ojos», pero no miramos a Jesús. Nuestro corazón no entiende nada. ¿Cómo se siembra el evangelio en nuestras comunidades cristianas? ¿Cómo despertamos entre nosotros la acogida al Sembrador?

___________________

Primera Lectura

Salmo

Segunda Lectura

__________________

Si quieres utilizar los dibujos de Patxi Velasco para Catequesis, Carteles, etc…, puedes descargarlos aquí:

“Salió el Sembrador a sembrar”

“Salió el Sembrador a Sembrar” (B/N)

10 pensamientos en “Evangelio del 13 de Julio – 15ª Semana del Tiempo Ordinario

  1. Esta parabóla me ha movido no sólo mi vida académica donde la pienso poner en acción para un texto de investigación, sino que me ha invitado reconocer que tipo de suelo soy para Jesús y de alli tengo dias reconociendome en espiritu por cuanto esa intimidad la conoce mi espiritu y Dios quién me dio el soplo para entender mi vida como vida apostolica en el HIJO, el PADRE y el ESPIRIRU SANTO

    Me gusta

  2. Esta parabóla me ha movido no sólo mi vida académica donde la pienso poner en acción para un texto de investigación, sino que me ha invitado reconocer que tipo de suelo soy para Jesús y de alli tengo dia reconociendome en espiritu por cuanto esa intimidad la conoce mi espiritu y Dios quién ne dio el splo para entender mi vida como vida apostolica en el HIJO, el PADRE y el ESPIRIRU SANTO

    Me gusta

  3. es muy ointeresante saber que Dios está con nosotros. Yo soy una niña de 10 años, que recientemente he recibido la Primera Comunión, y es un gusto enorme saber que Jesús está abrigado en mi corazón. Espero que más personas conozcan a Dios.
    Karina

    Me gusta

  4. imaginate lo que siembras ahora en la vida en tus esudios o para dios cuando eses en la universidad o en el cielo lo vas a
    cosechar sabiendo mas que los demas que no aprovecharon el tiempo y dinero de sus padres

    Me gusta

  5. La parábola del Sembrador me encanta pues tengo entendido que es la única que Jesús nos la explica muy detalladamente. Pidamos al Señor que esa semilla sea recibida con amor en nuestro corazón y de frutos al mundo…

    Me gusta

  6. ¿Nos hemos planteado alguna vez el que nosotros también somos sembradores?

    Según la semilla que escojamos en la vida, así será el fruto de la cosecha que recojamos.

    Tú decides qué puedes sembrar.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s